El año “pintaba” muy interesante para nuestro rugby regional, pero…

OPINIÓN 16/09/2020 Por Matías Sosa
IMG-20200914-WA0086

Al Top 8 volvía el Mendoza Rugby Club como la noticia más importante de este torneo porque había estado 2 años fuera la máxima categoría del rugby provincial. Se volvería a jugar, entre otras cosas, el clásico histórico nuevamente frente al tricolor.

Marista fue el último campeón del top 8, habiendo tenido una campaña espectacular tanto en el Torneo del Interior como en el nacional de clubes del 2019.

Los Tordos, subcampeón del Top 8, Liceo y Teqüe eran los Mendocinos que acompañarían a los equipos anteriormente mencionados.

Recordamos que en el 2019 solo jugaron 4 equipos de Mendoza el Top 8, 2 de San Juan, uno de Neuquén y uno de Río Negro.

Con la ida a la copa de Plata de San Juan Rugby, esta plaza la ocupó el blanco y hay menos viajes para los equipos de Mendoza.

Liceo tuvo un año con muchos altibajos, en donde si bien logró meterse en semifinales no pudo mantener una regularidad durante todo el año.

Teqüe estuvo peleando por meterse a semifinales junto a Liceo, pero se le escapó por muy poco, a pesar de haber ganado partidos muy importantes frente a los de arriba. Perdió partidos que en los papeles eran accesibles de local frente a los más rezagados, que después lo tuvo que lamentar.

La U de San Juan tuvo un gran torneo de principio a fin. Maduró en su juego, se le paró de igual a igual a todos los rivales y terminó el torneo metiéndose en semifinales.

Los equipos del sur no tuvieron un gran año
Tanto Neuquén como Marabunta debieron esforzarse para no perder la categoría ya que no fueron los equipos de años anteriores, pero les alcanzó para seguir perteneciendo a la élite de este rugby regional.

Marista, Los Todos y Liceo siguen estando unos escalones por encima del resto de los equipos sobre todo por la cantidad de jugadores, pero después viene un grupo de 8 equipos que tiene el mismo nivel y tranquilamente cualquiera de esos puede estar arriba en la copa de oro 

Los Sanjuaninos, Neuquén, Marabunta, Teque, Mendoza, Banco, Peumayén, Universitario y CPBM no tienen demasiadas diferencias en el nivel que mostraron en 2019 y esto nos hace pensar que en 2021 este formato de Torneo podría llegar a modificarse de alguna manera. 

El torneo de primera fue intenso y casi una picadora de carne por lo agotador. Las intermedias y las pre intermedias no alcanzaron a jugar ni la mitad de los partidos que jugaron las primeras divisiones. Este será también un tema a resolver para el próximo 2021.

Esta pandemia que tenemos, ojalá haya hecho que se piense que vamos a jugar el próximo año, o sea que organizarán para que cada año se juegue mejor. 

Estos 7 meses que llevamos esperando para poder entrar a una cancha ojalá haya abierto las mentes de los dirigentes de las Uniones para pensar en un gran Torneo para el 2021 

¡Ojalá así sea! Por el bien de nuestro Rugby 

Te puede interesar